¡Envíos a cualquier punto del país $600!

Crónica

 

 

 

Relatos cortos de una infancia corta

Leer Relatos cortos de una infancia corta es adentrase en un mundo que nos llena de preguntas. La autora interpela a un sistema que oculta y calla, que invisibiliza el sufrimiento de una niña que podría ser cualquier niña y los dolores de una madre que podría ser cualquier madre.

En Relatos cortos de una infancia corta se narran, en primera persona, las verdades de tantas niñas y de tantos niños, de tantas mujeres que sufrieron y siguen sufriendo las tramas del poder que se ejerce sobre los cuerpos, las mentes y las almas.

Nos obliga a pensar cuál es nuestra función en esos hilos invisibles que atan las voluntades y quiebran las emociones, que persisten más allá del tiempo y que siguen imponiéndose y violentando la vida.

Pero también estas crónicas son letras de reconocimiento a quienes conviven con este dolor, a los que aún lo silencian, a los que sobrevivieron y a la memoria de las víctimas que no pudieron salvarse.

Es entonar un himno a la resiliencia y es proponer un mensaje esperanzador para las personas fragmentadas por la agresión y el abuso.

Es tender un puente para vislumbrar los dolores más profundos y maravillarnos de la fortaleza de la que somos capaces. Nora nos guía con su voz en este recorrido por la marcha de su existencia para despertarnos, para espejarnos y para entender que la historia de Nora es la historia de todas las mujeres.

 

 

 

Nora Elsa Collar es oriunda de la Provincia de Río Negro. Nacida en Juan de Garay, un paraje rural hoy inexistente. Vivió la niñez y adolescencia en Río Colorado al igual que los últimos treinta años de adultez. 

Recibió la educación primaria y media en Río Colorado. Cursó su formación terciaria en la Escuela de Técnicos en Servicio Social dependiente del Ministerio de Salud y Bienestar Social de La Plata con sede en Olavarría, durante los años 1971 a 1974, en un entorno político nacional controvertido para las manifestaciones ideológicas. 

Su historia, como la de su madre y las de otras tantas mujeres de cuyas vidas había sido testigo, inspiraban su vocación de transmitir en letras lo vivido. En el momento de quietud y ensimismamiento favorable que su condición personal le ofreció en la etapa de adulta mayor, pudo dar rienda suelta a su intención postergada, escribir.

 

Relatos cortos de una infancia corta, Nora Elsa Collar

$1.600,00
Relatos cortos de una infancia corta, Nora Elsa Collar $1.600,00

Crónica

 

 

 

Relatos cortos de una infancia corta

Leer Relatos cortos de una infancia corta es adentrase en un mundo que nos llena de preguntas. La autora interpela a un sistema que oculta y calla, que invisibiliza el sufrimiento de una niña que podría ser cualquier niña y los dolores de una madre que podría ser cualquier madre.

En Relatos cortos de una infancia corta se narran, en primera persona, las verdades de tantas niñas y de tantos niños, de tantas mujeres que sufrieron y siguen sufriendo las tramas del poder que se ejerce sobre los cuerpos, las mentes y las almas.

Nos obliga a pensar cuál es nuestra función en esos hilos invisibles que atan las voluntades y quiebran las emociones, que persisten más allá del tiempo y que siguen imponiéndose y violentando la vida.

Pero también estas crónicas son letras de reconocimiento a quienes conviven con este dolor, a los que aún lo silencian, a los que sobrevivieron y a la memoria de las víctimas que no pudieron salvarse.

Es entonar un himno a la resiliencia y es proponer un mensaje esperanzador para las personas fragmentadas por la agresión y el abuso.

Es tender un puente para vislumbrar los dolores más profundos y maravillarnos de la fortaleza de la que somos capaces. Nora nos guía con su voz en este recorrido por la marcha de su existencia para despertarnos, para espejarnos y para entender que la historia de Nora es la historia de todas las mujeres.

 

 

 

Nora Elsa Collar es oriunda de la Provincia de Río Negro. Nacida en Juan de Garay, un paraje rural hoy inexistente. Vivió la niñez y adolescencia en Río Colorado al igual que los últimos treinta años de adultez. 

Recibió la educación primaria y media en Río Colorado. Cursó su formación terciaria en la Escuela de Técnicos en Servicio Social dependiente del Ministerio de Salud y Bienestar Social de La Plata con sede en Olavarría, durante los años 1971 a 1974, en un entorno político nacional controvertido para las manifestaciones ideológicas. 

Su historia, como la de su madre y las de otras tantas mujeres de cuyas vidas había sido testigo, inspiraban su vocación de transmitir en letras lo vivido. En el momento de quietud y ensimismamiento favorable que su condición personal le ofreció en la etapa de adulta mayor, pudo dar rienda suelta a su intención postergada, escribir.