Envíos a cualquier punto del país $4.000

Narrativa

 

 

 

 

Intersticios

Tener una hija es una experiencia majestuosa. 

La cultura celta, el teatro japonés, la Segunda Guerra Mundial, la vida de Jung, los ensayos de Siri Husdvet, las poesías de Pizarnik, cómo hacer para que no me muerda un perro, miles de cosas me interesaban más que la maternidad. Aquí comparto mi forma de comprender este delirio: que de una célula y otra célula y mil movimientos celulares, más pim pum pam, pueda hoy hablar de Alba. Y de mí.

Guadalupe Colombo Paz

 

Las notas de voz de Guadalupe Colombo Paz se bordan en los intersticios de la experiencia.

Nuestra autora, con un celular en la mano y su hija a upa, se ocupó de registrar lo que es realmente importante. Ser madre, ser mujer, ser profesional, ser hija, son los temas que Guadalupe nos comparte no con certezas, sino con la convicción de la búsqueda. 

En este libro, cada palabra es una puntada y también una melodía, un gesto, un guiño. De eso se trata la invitación: entramar preguntas para seguir jugando mientras construimos alguna respuesta. 

Julieta E. Santos

 

 

 

Guadalupe Colombo Paz cuando nací, en 1982, mis padres eran maestros rurales en la estepa patagónica. Mis primeros pasos fueron en una casa-escuela de adobe a orillas del río Limay. Viví en San Carlos de Bariloche hasta que migré a Buenos Aires. Allí me formé como actriz en la Escuela de Arte Dramático y como Licenciada en Psicología. Siempre vi un puente entre el arte y la terapia. Me fui de Bariloche sabiendo que un día iba a volver. Y volví. 

Actualmente trabajo en el equipo de cuidados paliativos del hospital público de la ciudad, en el centro de radioterapia, en la Fundación Ideas Paliativas en Acción y en mi consultorio privado. Acompaño personas a morir y a vivir, usando la palabra en todas sus versiones.

 

Intersticios, Guadalupe Colombo Paz

$6.000,00
Intersticios, Guadalupe Colombo Paz $6.000,00

Narrativa

 

 

 

 

Intersticios

Tener una hija es una experiencia majestuosa. 

La cultura celta, el teatro japonés, la Segunda Guerra Mundial, la vida de Jung, los ensayos de Siri Husdvet, las poesías de Pizarnik, cómo hacer para que no me muerda un perro, miles de cosas me interesaban más que la maternidad. Aquí comparto mi forma de comprender este delirio: que de una célula y otra célula y mil movimientos celulares, más pim pum pam, pueda hoy hablar de Alba. Y de mí.

Guadalupe Colombo Paz

 

Las notas de voz de Guadalupe Colombo Paz se bordan en los intersticios de la experiencia.

Nuestra autora, con un celular en la mano y su hija a upa, se ocupó de registrar lo que es realmente importante. Ser madre, ser mujer, ser profesional, ser hija, son los temas que Guadalupe nos comparte no con certezas, sino con la convicción de la búsqueda. 

En este libro, cada palabra es una puntada y también una melodía, un gesto, un guiño. De eso se trata la invitación: entramar preguntas para seguir jugando mientras construimos alguna respuesta. 

Julieta E. Santos

 

 

 

Guadalupe Colombo Paz cuando nací, en 1982, mis padres eran maestros rurales en la estepa patagónica. Mis primeros pasos fueron en una casa-escuela de adobe a orillas del río Limay. Viví en San Carlos de Bariloche hasta que migré a Buenos Aires. Allí me formé como actriz en la Escuela de Arte Dramático y como Licenciada en Psicología. Siempre vi un puente entre el arte y la terapia. Me fui de Bariloche sabiendo que un día iba a volver. Y volví. 

Actualmente trabajo en el equipo de cuidados paliativos del hospital público de la ciudad, en el centro de radioterapia, en la Fundación Ideas Paliativas en Acción y en mi consultorio privado. Acompaño personas a morir y a vivir, usando la palabra en todas sus versiones.