¡Envíos a cualquier punto del país $500!

Poesía

 

 

Tropismos

El poemario Tropismos de Victoria Rittiner Basaez se abre con una definición del mundo de la biología: “Tropismo: fenómeno biológico que designa la tendencia de un organismo a reaccionar de una manera definida a los estímulos exteriores”. De esta manera, ya desde el título y a través del sistema de paratextos, el libro propone el cruce de dos discursos: uno que admite definiciones y otro que las distorsiona y las reinventa. Lejos de transformar en certeza lo que es múltiple, el libro se instala en el conflicto: en lo que se mueve, como una planta, según las leyes de la sensibilidad. Pero esas leyes no pueden sujetarse a una razón científica, también se mueven, y desplazan al lenguaje hacia la zona inestable de los tropos poéticos.

El primer poema anuncia un tropismo negativo (-) y simula orientar-nos en la lectura: la palabra sobre la que se insiste es no: “No quiero caminar con vos/por la peatonal”. Pero este lugar seguro, donde el signo negativo es alejamiento, distancia o diferencia, es sólo la base para las próximas conmociones: ¿qué pasa cuando en un tropismo aparentemente positivo (+) aparece una imagen como: “lo que puedo entender/se asemeja a la inminencia/de una inundación”? Una fuerza externa arrasa la calma de lo que se quiere cerca, y la proximidad se vuelve también un peligro: “las cosas lindas/te pegan una piña/donde más te duele”.

 

María Victoria Rittiner Basaez nació en el año 1992 y creció en Esperanza, Santa Fe. Actualmente reside en Santa Fe capital, donde trabaja y estudia Letras. Publicó en revistas y fanzines de Santa Fe, Paraná y Córdoba, entre ellos en el primer número del fanzine Enramada de Corteza Ediciones (Santa Fe) junto con ilustraciones de la artista Celeste Catalano. En el año 2018 formó parte de la residencia del Festival Internacional de Poesía de Rosario junto con 20 poetas de Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay. En 2019 participó de la antología de poetas jóvenes de la Carretilla Roja con una selección de poemas titulada “El amor es una pileta que se arma todos los veranos”.

Forma parte de Traza, colectivo de escritorxs feministas de Santa Fe. Además de escribir poesía, forma parte de Anajunno, banda de dreampop y shoegaze donde toca sintetizadores, canta y compone. Le interesa la exploración sonora y visual y la investigación en el área de la semiótica audiovisual.

 

Tropismos, María Victoria Rittiner

$700,00
Tropismos, María Victoria Rittiner $700,00

Poesía

 

 

Tropismos

El poemario Tropismos de Victoria Rittiner Basaez se abre con una definición del mundo de la biología: “Tropismo: fenómeno biológico que designa la tendencia de un organismo a reaccionar de una manera definida a los estímulos exteriores”. De esta manera, ya desde el título y a través del sistema de paratextos, el libro propone el cruce de dos discursos: uno que admite definiciones y otro que las distorsiona y las reinventa. Lejos de transformar en certeza lo que es múltiple, el libro se instala en el conflicto: en lo que se mueve, como una planta, según las leyes de la sensibilidad. Pero esas leyes no pueden sujetarse a una razón científica, también se mueven, y desplazan al lenguaje hacia la zona inestable de los tropos poéticos.

El primer poema anuncia un tropismo negativo (-) y simula orientar-nos en la lectura: la palabra sobre la que se insiste es no: “No quiero caminar con vos/por la peatonal”. Pero este lugar seguro, donde el signo negativo es alejamiento, distancia o diferencia, es sólo la base para las próximas conmociones: ¿qué pasa cuando en un tropismo aparentemente positivo (+) aparece una imagen como: “lo que puedo entender/se asemeja a la inminencia/de una inundación”? Una fuerza externa arrasa la calma de lo que se quiere cerca, y la proximidad se vuelve también un peligro: “las cosas lindas/te pegan una piña/donde más te duele”.

 

María Victoria Rittiner Basaez nació en el año 1992 y creció en Esperanza, Santa Fe. Actualmente reside en Santa Fe capital, donde trabaja y estudia Letras. Publicó en revistas y fanzines de Santa Fe, Paraná y Córdoba, entre ellos en el primer número del fanzine Enramada de Corteza Ediciones (Santa Fe) junto con ilustraciones de la artista Celeste Catalano. En el año 2018 formó parte de la residencia del Festival Internacional de Poesía de Rosario junto con 20 poetas de Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay. En 2019 participó de la antología de poetas jóvenes de la Carretilla Roja con una selección de poemas titulada “El amor es una pileta que se arma todos los veranos”.

Forma parte de Traza, colectivo de escritorxs feministas de Santa Fe. Además de escribir poesía, forma parte de Anajunno, banda de dreampop y shoegaze donde toca sintetizadores, canta y compone. Le interesa la exploración sonora y visual y la investigación en el área de la semiótica audiovisual.