¡Envíos a cualquier punto del país $500!

Mónica Beatriz

Falsa rubia que pasa de radióloga a candidata a intendenta de la localidad de Mercedes, es el eje de este relato humorístico, sin descanso, escrito por Micaela Agostini. Su proliferación de escenas, que se arman y desarman a gran velocidad, más que fruto de una trama estudiada parecen un efecto del lenguaje, de sus posibilidades de darle voz a los arquetipos culturales para reírse de ellos, de su guión predestinado. Una pueblerina teñida –como Evita, evocada en estas páginas aunque jamás nombrada–, que conoce el resentimiento de su clase y origen, un chino sabio acupunturista que hace tai chi chuan o una multitud de votantes que, en Argentina, se compra con un asado: las imágenes viciadas de la modernidad se mezclan en una suerte de collage bizarro que apuesta a descolocar al lector. No faltan en esta novela los elementos new age: la rueda del karma gira arrojando a Mónica Beatriz hacia una vida "buena" que le permita, por obra y gracia de la pluma de Agostini, dejar atrás el recuerdo negro de su pelo natural.

Paula Jiménez España

 

Micaela Agostini, instalada hace siete años en París, escribe narrativa y dramaturgia. En 2016, escribió y dirigió Espejitos para alondras, que también fue adaptada al francés. Idea, produce y conduce unos micros de radio bautizados La ventana de París, donde cuenta con la mirada pícara de una argentina historias de la ciudad.

Mónica Beatriz, Micaela Agostini

$550,00
Mónica Beatriz, Micaela Agostini $550,00

Mónica Beatriz

Falsa rubia que pasa de radióloga a candidata a intendenta de la localidad de Mercedes, es el eje de este relato humorístico, sin descanso, escrito por Micaela Agostini. Su proliferación de escenas, que se arman y desarman a gran velocidad, más que fruto de una trama estudiada parecen un efecto del lenguaje, de sus posibilidades de darle voz a los arquetipos culturales para reírse de ellos, de su guión predestinado. Una pueblerina teñida –como Evita, evocada en estas páginas aunque jamás nombrada–, que conoce el resentimiento de su clase y origen, un chino sabio acupunturista que hace tai chi chuan o una multitud de votantes que, en Argentina, se compra con un asado: las imágenes viciadas de la modernidad se mezclan en una suerte de collage bizarro que apuesta a descolocar al lector. No faltan en esta novela los elementos new age: la rueda del karma gira arrojando a Mónica Beatriz hacia una vida "buena" que le permita, por obra y gracia de la pluma de Agostini, dejar atrás el recuerdo negro de su pelo natural.

Paula Jiménez España

 

Micaela Agostini, instalada hace siete años en París, escribe narrativa y dramaturgia. En 2016, escribió y dirigió Espejitos para alondras, que también fue adaptada al francés. Idea, produce y conduce unos micros de radio bautizados La ventana de París, donde cuenta con la mirada pícara de una argentina historias de la ciudad.