Envíos a cualquier punto del país $4.000

Narrativa

 

 

Mala tierra "Aquí la tierra es mala, no por estéril o baldía sino, al contrario, por permitir el cultivo de la venganza, por ser el cobijo de la crueldad. Mala tierra de Damián Godetti es un catálogo de personajes inolvidables que intervienen y se construyen en un espacio acotado, delineado y concreto, como las lápidas de los poemas de Lee Masters o los intérpretes enigmáticos de los relatos de Sherwood Anderson. El lugar no es simplemente una circunstancia, sino un protagonista indeclinable de los hechos. Pero esos hechos muestran la cara de unos actores cuyo margen de acción puede estar fuera del tiempo y el espacio, a pesar de que se mantengan indiferentes ante la presunción de representar o de querer significar más de lo que son.

 

La realidad física de las cosas muchas veces es contraria a la intuición. Conocer es derribar prejuicios. Esa premisa parece guiar los relatos de Mala tierra y hace avanzar al lector por un camino que a primera vista percibe conocido, pero se manifiesta repentinamente como novedoso y perverso. Godetti no apunta a la sorpresa; la expone como un signo de lo real.

 

La ampulosidad de los museos, el exceso monumental de las catedrales, el elogio artesanal de la familia, los edificios de la nostalgia literaria, son el registro de un tiempo muerto. Mala tierra absorbe una herencia, un pasado, y lo convierte en una indagación, en el documento vivo de algo que perdura porque es parte ineludible de la naturaleza humana. " (contratapa por Franco Boczkowski)

 

 

Damián Godetti tiene 37 años, nació en Feliciano, estuvo 13 años en Córdoba capital donde estudió Letras Modernas. Escribe desde muy temprano, en la primera adolescencia, pero de manera más constante desde los 20 años.

“La obra por la cual obtuve la mención en Casa de las Américas, «Mala tierra», tiene como escenario dos zonas geográficas: el pueblo y el campo. En esos espacios se desarrollan diez relatos con una serie de personajes que se van relacionando entre sí y habitando estos espacios siempre en tensión.

 

Mala tierra, Damián Godetti

$15.600,00
Mala tierra, Damián Godetti $15.600,00

Narrativa

 

 

Mala tierra "Aquí la tierra es mala, no por estéril o baldía sino, al contrario, por permitir el cultivo de la venganza, por ser el cobijo de la crueldad. Mala tierra de Damián Godetti es un catálogo de personajes inolvidables que intervienen y se construyen en un espacio acotado, delineado y concreto, como las lápidas de los poemas de Lee Masters o los intérpretes enigmáticos de los relatos de Sherwood Anderson. El lugar no es simplemente una circunstancia, sino un protagonista indeclinable de los hechos. Pero esos hechos muestran la cara de unos actores cuyo margen de acción puede estar fuera del tiempo y el espacio, a pesar de que se mantengan indiferentes ante la presunción de representar o de querer significar más de lo que son.

 

La realidad física de las cosas muchas veces es contraria a la intuición. Conocer es derribar prejuicios. Esa premisa parece guiar los relatos de Mala tierra y hace avanzar al lector por un camino que a primera vista percibe conocido, pero se manifiesta repentinamente como novedoso y perverso. Godetti no apunta a la sorpresa; la expone como un signo de lo real.

 

La ampulosidad de los museos, el exceso monumental de las catedrales, el elogio artesanal de la familia, los edificios de la nostalgia literaria, son el registro de un tiempo muerto. Mala tierra absorbe una herencia, un pasado, y lo convierte en una indagación, en el documento vivo de algo que perdura porque es parte ineludible de la naturaleza humana. " (contratapa por Franco Boczkowski)

 

 

Damián Godetti tiene 37 años, nació en Feliciano, estuvo 13 años en Córdoba capital donde estudió Letras Modernas. Escribe desde muy temprano, en la primera adolescencia, pero de manera más constante desde los 20 años.

“La obra por la cual obtuve la mención en Casa de las Américas, «Mala tierra», tiene como escenario dos zonas geográficas: el pueblo y el campo. En esos espacios se desarrollan diez relatos con una serie de personajes que se van relacionando entre sí y habitando estos espacios siempre en tensión.