¡Envíos a cualquier punto del país $600!

Cuento

 

 

 

La forma del cielo

Paula Fernández Vega escribió un inmenso libro de cuentos donde la aparente brevedad de las historias no es tal. La condensación meticulosa y su extrañeza quizás se deban a que su autora es, antes que nada, poeta: se sale de cada cuento como se sale de un largo viaje, en un silencio tan perfecto que parece emitido por una máquina. En La forma del cielo están las formas de estos cuentos, la clave de lectura, sus propias estructuras. La vida sucede en una casa, en el sol, en el desierto, en la mirada que nos dice que somos el refugio de otros. Paula Fernández Vega escribe que el universo es una caótica convivencia de objetos que se diferencian entre sí por los nombres. Y en el libro, ella se encarga de nombrarlos para darles sentido.  Sabe que hay que escribir todas las versiones de un cuento que puedan ser las correctas, que después hay que encontrar la única adecuada para que los lectores seamos capaces de entender sin que nos sea simple, pero tampoco imposible. Se lo hace decir a uno de sus personajes, se lo hace sentir: amaré lo que seas, le dice, no importa qué. Seas un agujero, la piedra que rompe una ventana, una niña muda llena de sonidos, unos billetes que caen al piso como migas de pan. Estos cuentos son la oportunidad de asomarse a otro mundo, a un mundo que fusiona poesía y narrativa por igual y que crean algo sencillo, algo viejo y eterno, algo tan bien hecho que hipnotiza: la literatura. Sebastián Chilano

 

Paula Fernández Vega nació el 24 de febrero de 1993 en Junín, provincia de Buenos Aires. Vivió en Mar del Plata desde los 6 hasta los 20 años. Allí participó de varias publicaciones literarias y talleres y recibió algunos premios. Después viajó un poco por el mundo y actualmente vive en la ciudad de Buenos Aires, con 26 años.

La forma del cielo, Paula Fernández Vega

$1.900,00
La forma del cielo, Paula Fernández Vega $1.900,00

Cuento

 

 

 

La forma del cielo

Paula Fernández Vega escribió un inmenso libro de cuentos donde la aparente brevedad de las historias no es tal. La condensación meticulosa y su extrañeza quizás se deban a que su autora es, antes que nada, poeta: se sale de cada cuento como se sale de un largo viaje, en un silencio tan perfecto que parece emitido por una máquina. En La forma del cielo están las formas de estos cuentos, la clave de lectura, sus propias estructuras. La vida sucede en una casa, en el sol, en el desierto, en la mirada que nos dice que somos el refugio de otros. Paula Fernández Vega escribe que el universo es una caótica convivencia de objetos que se diferencian entre sí por los nombres. Y en el libro, ella se encarga de nombrarlos para darles sentido.  Sabe que hay que escribir todas las versiones de un cuento que puedan ser las correctas, que después hay que encontrar la única adecuada para que los lectores seamos capaces de entender sin que nos sea simple, pero tampoco imposible. Se lo hace decir a uno de sus personajes, se lo hace sentir: amaré lo que seas, le dice, no importa qué. Seas un agujero, la piedra que rompe una ventana, una niña muda llena de sonidos, unos billetes que caen al piso como migas de pan. Estos cuentos son la oportunidad de asomarse a otro mundo, a un mundo que fusiona poesía y narrativa por igual y que crean algo sencillo, algo viejo y eterno, algo tan bien hecho que hipnotiza: la literatura. Sebastián Chilano

 

Paula Fernández Vega nació el 24 de febrero de 1993 en Junín, provincia de Buenos Aires. Vivió en Mar del Plata desde los 6 hasta los 20 años. Allí participó de varias publicaciones literarias y talleres y recibió algunos premios. Después viajó un poco por el mundo y actualmente vive en la ciudad de Buenos Aires, con 26 años.