Envíos a cualquier punto del país $4.000

Poesía

 

 

 

Bajo el signo del agua

Desde el inicio de su recorrido poético, que este libro jalona en todas sus etapas, Tuky Carboni no mira desde afuera: emprende una búsqueda interior, sensible a la esencia de los seres y las cosas. No teme a las formas ni a los géneros, aborda el verso libre, vuelve siempre al soneto y llega al haiku, descubriendo que las palabras pueden decir menos que los silencios. En el camino se engarzan su raíz originaria y su orgullo nativo, la casa de campo, el río, la fe y sobre todo la infancia, principal fuente de escritura; una niñez llena de caballos, galerías y árboles-refugio que perdura "como último salvavidas".  Evangelina Franzot, quien presenta esta antología, eligió la balsa como metáfora de esta poesía, esa sencilla embarcación que nos permite mantenernos a flote y es sensible a las derivas y estremecimientos de la corriente. 

 

Tuky Carboni Su nombre verdadero es Alcira Irene González, pero firma con su seudónimo literario: Tuky, que además es su apodo: todos le dicen así. Nació y reside en la ciudad de Gualeguay. Es narradora y poeta. Su novela “El tan deseado rostro” fue merecedora del Premio Fray Mocho, en 1993.  Uno de sus libros de poemas más celebrados fue “No creas que es el llanto” (2004) que incluye el poema “Doncella de Igüigüití”.

Bajo el signo del agua, Tuky Carboni

$6.860,00
Bajo el signo del agua, Tuky Carboni $6.860,00

Poesía

 

 

 

Bajo el signo del agua

Desde el inicio de su recorrido poético, que este libro jalona en todas sus etapas, Tuky Carboni no mira desde afuera: emprende una búsqueda interior, sensible a la esencia de los seres y las cosas. No teme a las formas ni a los géneros, aborda el verso libre, vuelve siempre al soneto y llega al haiku, descubriendo que las palabras pueden decir menos que los silencios. En el camino se engarzan su raíz originaria y su orgullo nativo, la casa de campo, el río, la fe y sobre todo la infancia, principal fuente de escritura; una niñez llena de caballos, galerías y árboles-refugio que perdura "como último salvavidas".  Evangelina Franzot, quien presenta esta antología, eligió la balsa como metáfora de esta poesía, esa sencilla embarcación que nos permite mantenernos a flote y es sensible a las derivas y estremecimientos de la corriente. 

 

Tuky Carboni Su nombre verdadero es Alcira Irene González, pero firma con su seudónimo literario: Tuky, que además es su apodo: todos le dicen así. Nació y reside en la ciudad de Gualeguay. Es narradora y poeta. Su novela “El tan deseado rostro” fue merecedora del Premio Fray Mocho, en 1993.  Uno de sus libros de poemas más celebrados fue “No creas que es el llanto” (2004) que incluye el poema “Doncella de Igüigüití”.