Envíos a cualquier punto del país $7000

Poesía

 

Árbol solo

Qué buen libro, Árbol solo! me hizo pensar
en la vida de los juglares, la idea del amor,
en Gayo Valerio Cátulo, en la amistad,
en las estructuras posibles en poesía, en el odio,
por ejemplo también en torbellinos, la idea de una fuerza
interior que se abre y expande y llega
a su objetivo preciso sacudiendo a todos.

Tomás Boasso

Como cartas de navegación, los poemas de Vignoli señalan profundidades, zonas de peligro, aspectos de la naturaleza y otros finísimos detalles en las nunca mansas aguas del deseo. Desde luego ella conoce la forma de atravesarlas. Lo mejor es que parezca un accidente.

Ana Wandzik

 

 

 

Beatriz Vignoli nació en Rosario (Santa Fe) en 1965. Colaboradora de Rosario 12, ha colaborado también en revistas literarias como Diario de Poesía, Hablar de Poesía y Fénix. Poemas, cuentos y ensayos suyos se han publicado en varias antologías nacionales. Es traductora de inglés. Publicó los libros Almagro (Editorial Municipal de Rosario, 2000), Viernes (Bajo la luna, 2001), Itaca (Junco y Capulí, Rosario, 2004), Antología Poética (Honorable Concejo Deliberante, Rosario, 2004) y Soliloquios (Huesos de jibia, Buenos Aires, 2007), Reality (EMR, 2004), Nadie sabe adonde va la noche (Bajo la luna, 2014), entre otros títulos.

Árbol solo, Beatriz Vignoli

$10.000,00
Sin stock
Árbol solo, Beatriz Vignoli $10.000,00
Compra protegida
Tus datos cuidados durante toda la compra.
Cambios y devoluciones
Si no te gusta, podés cambiarlo por otro o devolverlo.

Poesía

 

Árbol solo

Qué buen libro, Árbol solo! me hizo pensar
en la vida de los juglares, la idea del amor,
en Gayo Valerio Cátulo, en la amistad,
en las estructuras posibles en poesía, en el odio,
por ejemplo también en torbellinos, la idea de una fuerza
interior que se abre y expande y llega
a su objetivo preciso sacudiendo a todos.

Tomás Boasso

Como cartas de navegación, los poemas de Vignoli señalan profundidades, zonas de peligro, aspectos de la naturaleza y otros finísimos detalles en las nunca mansas aguas del deseo. Desde luego ella conoce la forma de atravesarlas. Lo mejor es que parezca un accidente.

Ana Wandzik

 

 

 

Beatriz Vignoli nació en Rosario (Santa Fe) en 1965. Colaboradora de Rosario 12, ha colaborado también en revistas literarias como Diario de Poesía, Hablar de Poesía y Fénix. Poemas, cuentos y ensayos suyos se han publicado en varias antologías nacionales. Es traductora de inglés. Publicó los libros Almagro (Editorial Municipal de Rosario, 2000), Viernes (Bajo la luna, 2001), Itaca (Junco y Capulí, Rosario, 2004), Antología Poética (Honorable Concejo Deliberante, Rosario, 2004) y Soliloquios (Huesos de jibia, Buenos Aires, 2007), Reality (EMR, 2004), Nadie sabe adonde va la noche (Bajo la luna, 2014), entre otros títulos.