Envíos a cualquier punto del país $4.000

Teatro

 

 

 

Amor saca amor

Santa Teresa fue la única persona en el mundo que tuvo su propio verbo: transverberación. El acto, el momento de la pasión en que ella sentía cómo Dios la atravesaba, como una flecha de fuego que le consumía el pecho.

En esta obra teatral, Emma Barrandéguy la imaginó niña lectora, joven bellísima, envidiada y deseada, en búsqueda de la humildad propia de las carmelitas descalzas, que Dios visita y que ella no puede contar sin quedar como vanidosa.

Barrandéguy se detiene en esta mujer santa, en su cuerpo oculto de monja, en su cuerpo en disputa entre lo divino y lo humano, y escribe, como sintetiza Selva Almada, “una hagiografía carnal, atrevida, terriblemente humana”.

 

 

Emma Barrandéguy (Gualeguay, 1914 – 2006) Fue maestra, periodista, escritora y traductora. En 1937 se estableció en Buenos Aires, y entre 1938 y 1956 trabajó en el diario Crítica gracias a la convocatoria de Salvadora Medina Onrubia, de quien luego sería su secretaria privada. Durante casi veinte años dirigió la página cultural de El Debate Pregón, el diario de Gualeguay. Obtuvo en dos ocasiones el premio “Fray Mocho”, la mayor distinción otorgada por el gobierno de Entre Ríos a la literatura: en 1970 por la obra teatral Amor saca amor; y en 1984 por la novela Crónica de medio siglo. Falleció el 19 de diciembre de 2006, en su ciudad natal.

 

Amor saca amor, Emma Barrandéguy

$9.000,00
Amor saca amor, Emma Barrandéguy $9.000,00

Teatro

 

 

 

Amor saca amor

Santa Teresa fue la única persona en el mundo que tuvo su propio verbo: transverberación. El acto, el momento de la pasión en que ella sentía cómo Dios la atravesaba, como una flecha de fuego que le consumía el pecho.

En esta obra teatral, Emma Barrandéguy la imaginó niña lectora, joven bellísima, envidiada y deseada, en búsqueda de la humildad propia de las carmelitas descalzas, que Dios visita y que ella no puede contar sin quedar como vanidosa.

Barrandéguy se detiene en esta mujer santa, en su cuerpo oculto de monja, en su cuerpo en disputa entre lo divino y lo humano, y escribe, como sintetiza Selva Almada, “una hagiografía carnal, atrevida, terriblemente humana”.

 

 

Emma Barrandéguy (Gualeguay, 1914 – 2006) Fue maestra, periodista, escritora y traductora. En 1937 se estableció en Buenos Aires, y entre 1938 y 1956 trabajó en el diario Crítica gracias a la convocatoria de Salvadora Medina Onrubia, de quien luego sería su secretaria privada. Durante casi veinte años dirigió la página cultural de El Debate Pregón, el diario de Gualeguay. Obtuvo en dos ocasiones el premio “Fray Mocho”, la mayor distinción otorgada por el gobierno de Entre Ríos a la literatura: en 1970 por la obra teatral Amor saca amor; y en 1984 por la novela Crónica de medio siglo. Falleció el 19 de diciembre de 2006, en su ciudad natal.